Trabajadores especialmente sensibles

Documento para ayudar a las pymes a garantizar una protección eficaz de los trabajadores especialmente sensibles a los riesgos del trabajo.


  • ¿Cuál es mi obligación como empresa?

Garantizar una protección efectiva de los trabajadores sensibles a ciertos riesgos del trabajo.


  • ¿Quiénes se consideran trabajadores especialmente sensibles?

Las personas que por sus propias características personales o estado biológico conocido, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo.

Todos los trabajadores que tengan reconocida alguna discapacidad física, psíquica o sensorial podrían considerarse como especialmente sensibles.


  • ¿Cuándo hay que proteger?

El deber de protección de los trabajadores especialmente sensibles es exigible desde el momento en que esta situación se comunica a la empresa.


  • ¿Qué debe tener en cuenta la empresa?

Las personas especialmente sensibles tienen una mayor vulnerabilidad a los riesgos del trabajo y pueden sufrir daños en su salud con mayor probabilidad que el resto de los trabajadores.

Los lugares de trabajo deben ser accesibles. Para lo cual, se deben suprimir las barreras arquitectónicas y analizar las necesidades de los trabajadores en función de su discapacidad, especialmente en lo que se refiere a los planes de emergencia.


  • ¿Qué tengo que hacer para llevarla a cabo?
  1. Realizar la evaluación inicial de riesgos teniendo en cuenta la posibilidad de que la persona que lo ocupe o vaya a ocuparlo sea especialmente sensible, por sus características personales o por su estado biológico.
  2. Revisar la evaluación inicial tras la incorporación de una persona cuyas características particulares lo hagan especialmente sensible a las condiciones del puesto.
  3. Adoptar las medidas necesarias para que las personas especialmente sensibles no ocupen puestos de trabajo que puedan ponerles en una situación de peligro, ni para sí mismos ni para el resto de los trabajadores .
  4. Informar a la entidad con la que tienes contratada la vigilancia de la salud acerca del estado del trabajador para que valoren la necesidad de adoptar medidas preventivas y de protección adicionales.