Directrices para la gestión preventiva en pymes

Este documento ayuda a identificar las 10 principales acciones preventivas que se deben desarrollar en la empresa, indicando quién puede desarrollarlas y gestionarlas.

  1. Organizar la prevención.
  2. Contar con los trabajadores.
  3. Actuar frente a los riesgos.
  4. Facilitar la formación e información necesarias a los trabajadores.
  5. Anticiparse a los cambios.
  6. Cuidar la salud de los trabajadores.
  7. Investigar los daños.
  8. Prever la actuación frente a emergencias.
  9. Verificar que se están haciendo las cosas bien.
  10. Gestionar eficazmente la PRL.

Asumir y liderar la gestión de la actividad empresarial supone incorporar en el día a día, aspectos preventivos y evitará accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y daños materiales derivados de errores o imprevistos.

Los comportamientos seguros y saludables de los trabajadores dependen en gran medida del interés mostrado por la empresa en la prevención de los riesgos laborales. Ello repercute ineludiblemente en la calidad de los productos y procesos, en la innovación y aporte de ideas de mejora y, finalmente, en la eficiencia y productividad.