¡Cuida tu voz!

La voz es nuestro principal instrumento de comunicación y para muchas personas su herramienta de trabajo.

El uso inadecuado de la voz o los entornos ruidosos o poco apropiados, pueden provocar molestias y alteraciones que pueden afectar gravemente a la calidad de vida.

Es necesario por tanto, aplicar buenos hábitos como:

  • Aprender a usar la voz sin esfuerzo para optimizar la emisión vocal.
  • Respirar adecuadamente.
  • No gritar, ni intentar competir con el ruido ambiental.
  • Descansar la voz durante la jornada laboral haciendo pausas.
  • Beber agua con frecuencia.
  • Evitar el uso del aire acondicionado y la ingesta de bebidas frías.
  • Evitar las sustancias irritantes como el tabaco y el alcohol.

Apuesta por una mejor calidad de vida para ti y para tu entorno.